EL REY DON SEBASTIÁN DE PORTUGAL

Retrato del rey Sebastián de Portugal por Cristóvão de Morais, 1571

Don Sebastián, rey de Portugal. 

     Al morir en 1557 Juan III de Portugal, le sucedió en el trono su nieto Don Sebastián I, que tenía sólo tres años de edad, quedando como regente su abuela Catalina de Habsburgo, hermana de Carlos I de España.

    Según crecía, por influencia de la educación recibida fue desarrollándose en el joven monarca un obsesivo afán de rememorar los tiempos de las Cruzadas y, en concreto, de dirigir una contra los musulmanes del norte de África. 1 A tal fin, se reunió con su tío Felipe II en Guadalupe, en la Navidad de 1576 para intentar convencerle de que se uniera a la empresa, a lo que éste no se avino.

    Camino de Guadalupe es recibido en Medellín, acogiéndole el IV conde de Medellín - D. Rodrigo Jerónimo Portocarrero2 -en su villa y Castillo.
 

"Sucedió en el Eftado de Medellín a fu padre don Juan Portocarrero, tercero Conde, Don Rodrigo Gerónimo Portocarrero, quarto Conde de Medellín, cavallero de la Orden de Alcántara, muy oftentoso y bizarro en todas sus aficiones, ferviaffe con gran magftad, y tan dado a todo género de caza, que esa fu único empleo. Fue muy favorecido del rey don Sebastián, a quién en la jornada, que hizo a Guadalupe (para defpeddirfe de fu tio el Rey Salomón de Efpaña y cnfustarle la malograda intentada empresa de Africa) afsiftió y firvió con tanto lucimiento y oftentación que defde Mérida a Guadalupe (que ay 19 leguas) hizo toda la cofta al Rey, y a fu cafa, en que gaftó más de quatrocientosmil ducados. Y entre otras cofas de valor le dió cinquenta cavallos con fus jaezes y aderezos. Y fu Alteza fe moftró agradecido en lo que pudo y vifitó a la Condefa fu muger, que fe habia hido a poffar (por dexarle todo fu Palacio) a las cafas que oy vive el Lic. don Alonfo Velazquez, Vicario de Medellín y Viffitador General del Obifpado de Plafencia". 

Solano de Figueroa, J. (1650: cap. VI, párrafo II, nº 155)

  

Don Eduardo Rodríguez Gordillo, lo refleja así en sus Apuntes Históricos de la Villa de Medellín:

    "D. Rodrigo Jerónimo Portocarrero como primogénito, fue el que heredó a su padre D. Juan, le sucedió en el Título y fue cuarto Conde de Medellín y Caballero de la Orden de Alcántara: era muy bizarro y ostentoso en todos sus actos, se servía con grandeza y majestad y tan aficionado a la caza, que era su diversión favorita: el Rey de Portugal D. Sebastián tuvo que pasar por esta villa para ir a Guadalupe a despedirse de un tío suyo, Monje de aquel Convento, tan sabio, que llamaban el Salomón de España y consultarle la malograda empresa de África: D. Rodrigo Jerónimo, Conde de Medellín manifestó en esta ocasión tanta ostentación y lucimiento, que acompañó al Rey don Sebastián desde Mérida hasta Guadalupe y al regreso hasta la frontera de Portugal; hizo todos los gastos que se ocasionaron en esta larga expedición, que pasaron de cuatro millones y medio de reales, le hizo varios regalos de gran valor y entre ellos cincuenta caballos con sus jaeces y aderezos: el Rey fue a visitar a la Condesa, pues D. Rodrigo Jerónimo y su esposa, por dejar todo el Palacio para el Rey y su acompañamiento, durante la estancia de éste en esta villa, se habían trasladado a vivir a la casa de D. Alonso Velázquez su Contador o Mayordomo, Presbítero, Vicario Eclesiástico de Medellín y su Partido y Visitador General del Obispado de Plasencia. He visto un poder su fecha 23 de Octubre de 1630, conferido por Dª. Ana de Córdoba Enríquez de Mendoza, viuda de D. Pedro Portocarrero, quinto Conde de Medellín, a los Sres. D. Alonso Velázquez, Presbítero (el mismo antes mencionado) y a D. Juan Lorenzo Caballero, Procurador de esta dicha Villa, para que representen a la expresada señora y a su hijo D. Juan Portocarrero, séptimo Conde de Medellín, en el pleito que han puesto al heredero de dicho Condado, los Sres. D. Francisco, D. Martín y Dª. María Arévalo y Suárez de Avendaño, para que les pague el capital y réditos, que sobre las rentas del Condado impuso su abuelo D. Rodrigo Jerónimo Portocarrero, por el préstamo que a este hicieron para cubrir los excesivos gastos que tuvo para aposentar en Medellín a D. Sebastián, Rey de Portugal, acompañarle al Monasterio de Guadalupe, en donde le esperaba el Rey de España D. Felipe segundo y después hasta la raya de Portugal; sufragar los gastos de cazadores, de volatería y demás que le ocasionó esta expedición, los de sus casamientos con varias Condesas y otros extraordinarios debidos a su mucha liberalidad, esplendor y largueza".

(Rodríguez Gordillo, E. 1916, pp. 449-452)

 

    Según tradición oral, de esta visita, quedó en el "argot" popular de algunos pueblos extremeños un dicho:  Sentar una cosa peor que la nieve de Medellín. Como consecuencia de la comida copiosísima que ofreciera el IV Conde de Medellín, a muchos de los caballeros que les acompañaban se les descompuso el vientre y lo achacaron, en vez de al exceso, al frio de la nieve con que fueron refrigeradas las bebidas.

 


 

 

1 El final de esta 'cruzada' se desarrolló en la Batalla de Alcazarquivir (Marruecos), donde murió el propio Rey D. Sebastián I.

2  D. Rodrigo Jerónimo Portocarrero y Osorio, IV CONDE DE MEDELLÍN, nació en Medellín el 21 de Septiembre de 1540 y falleció en la misma villa c.1600. Fue titular del Condado entre 1546 y 1600. Fue Caballero de Alcántara y Mayordomo de S. A. D. Felipe III y su Repostero Mayor.

Imágenes

Retrato del rey Sebastián de Portugal por Cristóvão de Morais, 1571 Litografía que representa al Rey D. Sebastián de niño
TOP