PATRIMONIO MUSEÍSTICO DEL AYUNTAMIENTO

OTROS ELEMENTOS PATRIMONIALES EN EL EDIFICIO MUNICIPAL

ESTANDARTES  

 

Estandarte: (Pieza Catalogada por J. Ramón Mélida con el número 2824). "regalado con ocasión de dicho centenario [del  IV centenario del descubrimiento de América, en 1892] por la Colonia extremeña de la Habana. Es de seda blanca, con cintas de los colores nacionales. Bordado en oro y sedas lleva el escudo de la provincia de Badajoz con los epígrafes en oro EXTREMADVRA arriba y debajo, sobre fondo azul BADAJOZ, y aún por bajo, en una cinta, en oro, H. CORTES, entre una rama de laurel y una palma, de sus colores, que abrazan el conjunto". (Mélida, J. R. -c.a. 1910- págs. 333-334)

 

(Sacado de un fotograma de la película de 1928)

 

 

    

Fotografía actual. (J. Mª Custodio, 2005)

         "El que se conserva en el Excmo. Ayuntamiento es el estandarte original (1892), y quizás fuera regalado a la Comisión que representó a Medellín, en el mismo acto del IV Centenario del Descubrimiento de América en Huelva, por la Colonia Extremeña de la Habana que lo portó y realizó para tal ocasión. El nombre de "H. Cortés" (situado en la cinta roja, debajo de la palabra "BADAJOZ"), puede ser original del escudo o pudo ser bordado al  ser entregado al Ayuntamiento por los propios vecinos de Medellín. Los colores de la tela se han perdido y con el paso del tiempo ha oscurecido y ha perdido su compactación." (José María Custodio).

 

Fotografía actual del estandarte, según se conserva en el Excmo. Ayuntamiento de Medellín (J.M. Custodio, 2005).

 

       Según  el periódico La Libertad (Badajoz, 15/10-1929, pág. 5), debió ser este el estandarte enviado a Sevilla, a petición de la Diputación Provincial de Badajoz, con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929: "se han enviado el estandarte bordado en oro, regalo de Méjico a la patria del conquistador, y un cuadro al óleo que representa a Cortés". El cuadro de Cortés debió de ser el que catalogara Mélida con el número 2822, y que se dio por desaparecido al finalizar la Guerra Civil (1936-1939).

  

 Fotografía cedida por J. M. Custodio (2012).

 

 

ESTANDARTE DE LA VILLA DE MEDELLÍN, "que con una representación del Municipio fué enviado a Huelva con ocasión de la fiesta conmemorativa del Cuarto Centenario del descubrimiento de América en 1892.

Es de seda roja, con el escudo bordado en oro y sedas y la inscripción: •El Ayuntamiento de Medellín en el Centenario de Colón. 1892• (Pieza catalogada por  Mélida con el número 2894).

  

          "Posteriormente, para la celebración del 12 de Octubre de 1.921 (IV Centenario de la conquista de México) se "modificaron" burdamente los caracteres «COLON» colóncándose en su lugar: «CORTES». El color de la tela roja se mantiene pero muy desvaído y con varios remiendos. Se nota que la calidad del tejido es muy inferior al anterior (seda) por lo que no ha permitido que se deshilache y pierda todo el color." (José María Custodio, 2012). 

  

 

 Fotografía actual, donde puede verse el lamentable trabajo de readaptación.

 

 

 

 

 

 

 

Los estandartes citados más arriba en el homenaje tributado a Hernán Cortés, en Medellín, el 12 de octubre de 1921con motivo de la conmemoración del IV Centenario de la Conquista de Méjico. (Cfr. Revista de 1922)

 

 

 

 

  

 

 

 

 

Fotografía cedida por J.M. Custodio, en 2012.

 

   

 

            Estandarte oficial del Excmo. Ayuntamiento, anterior a 1992. Fue realizado por Dª. Silvia Valdaliso y Dª. Concepción Torres, al poco tiempo de ser inaugurado el nuevo edificio del Ayuntamiento (en 1957). Posteriormente, y tras estar guardado varios años, fue recuperado con la Corporación Municipal salida de las urnas en 1995. Debido al mal estado de la tela, fue restaurado por Dª. Genoveva Simón, con restos de las mismas telas con las que fue confeccionado originalmente. 

      El escudo de Medellín que figura bordado en el centro del estandarte, es el mismo que ha estado vigente hasta 1992.

 

 

    

 

 

 

 

 

 

 

Estandarte oficial del Excmo. Ayuntamiento, posterior a 1992. Su bordado se encargó -junto a la bandera- a una localidad cercana a Medellín, tras ser aprobados los respectivos escudo y bandera en el Pleno del día 11 de septiembre de 1992. 

 

 

 

 

 

 

 

 

   

 

 

  Estandarte realizado para la celebración de los 450 años de la muerte de Cortés. Coincidiendo con el Hermanamiento con la ciudad de Tlaxcala (Méjico), realizado en 1997, se hizo entrega de estandarte al Cabildo de la ciudad de Tlaxcala, realizándose a continuación una copia idéntica para que quedara constancia del evanto en el Excmo.  Ayuntamiento. Ambos fueron confeccionados por D.ª Isabel Palomares y Dª. M. Ángeles Moreno P., según consta en el reverso del estandarte.   

 

 

 

 

 

 

 

  

     

CUADROS DE HERNÁN CORTÉS

 

Fotografia del Retrato que encontró J.R. Mélida en el Ayuntamiento, a comienzos de siglo. (Foto: J.R. Mélida. 1907-1910)

 

      El retrato de Hernán Cortés que fotografíó J.R. Mélida a principios del siglo XX en Medellín no es el que se conserva actualmente en el Ayuntamiento. En la descripción que hace el historiador del citado cuadro detalla sus medidas "...es un lienzo de 0.82 x 0.43 metros..." y lo cataloga, como puede apreciarse en la foto, con el número 2.822.

      Según algunos testimonios orales, este cuadro desapareció (algunos testigos aseguran que se quemó) en la Guerra Civil. (Curado Fuentes, A. y Cruz Mera, M.L. 1997. "Estudio del Retrato de Hernán Cortés, de Juan Aparicio Quintana, en Medellín".

 

Veamos la la descripción que hace Mélida del cuadro:

   "Representa  al insigne conquistador poco más que de busto, al tamaño natural: joven, el rostro de color algo encendido; los ojos garzos, de mirada dulce; bigote rubio y pelo castaño; un poco vuelto hacia la derecha, mirando al espectador; con birrete negro; gola blanca, pequeña y rizada; jubón negro, con brochecillos de oro; y al pecho cruz de Santiago.  La pintura es estimable y revela estar hecha del natural. Se trata en suma de un interesante retrato, acaso el más auténtico, de personaje. Otro retrato parecido hay en el Archivo de Indias de Sevilla y ambos difieren de los retratos fantásticos y con barbas que se han prodigado en varias publicaciones. Modernamente ha sido hábilmente restaurado este lienzo (que estaba antes ennegrecido) por el pintor D. Asterio Mañanós."

 

 

 

 

 

Retrato actual colgado en el Salón de Sesiones del Excmo. Ayuntamiento.

Detalle del retrato  de Hernán Cortés que se conserva en el Ayuntamiento de Medellín del pintor donbenitense J. Aparicio  (1957)

 

       El actual retrato, que se encuentra en la primera planta del  Ayuntamiento, en el Salón de Sesiones,  no es el que vio J.R. Mélida. Sus medidas son distintas: 75 x 55 cm. 

        Este óleo sobre lienzo, fue realizado por encargo del Ayuntamiento al pintor de Don Benito D. Juan Aparicio Quintana, para el Salón de Sesiones del nuevo edificio del Ayuntamiento. Su compra se materializó el 30 de junio de 1957, por un valor de 1.948 ptas.  Para Cruz  y Curado F. (1997) la categoría artística del cuadro es escasa. Andrés Ordax y colaboradores (1985)1, datan erróneamente este cuadro en el Siglo XIX, como obra del pintor neoclásico José Aparicio (Alicante, 1773- Madrid 1838). 

        Este retrato, posiblemente realizado sobre una foto del cuadro fotografiado por Mélida, es para Ordax un retrato imaginario, como el que se conserva en el Archivo de Indias de Sevilla, que no corresponde al verdadero perfil histórico de Cortés.  

     "Muestra el cuadro a Hernán Cortés en retrato de busto, efigiado en edad joven, en postura dirigida ligeramente hacia su izquierda, mientras el rostro se vuelve al frente, adonde dirige la vista. Está tocado con birrete negro como sus bigotes y la barba poco poblada; al cuello una pequeña bola blanca rizada; negro el jubón, se cierra con botonadura dorada y muestra en su izquierda la roja cruz de la Orden de Santiago". (Andrés Ordax y otros, 1985)

  El cuadro adolece de un error histórico significativo: Cortés luce sobre el pecho la Cruz de Caballero de la Orden de Santiago. Sin embargo, a pesar de haber iniciado los trámites de la Probanza de Limpieza de Sangre, viendo las dificultades que dilataban en el tiempo esta Probanza, debido a las causas abiertas contra él y al elevado coste económico, renunció a esta distinción, asegurándosela para su hijo Martín. 

 

 


1. ANDRÉS ORDAX, S., GONZÁLEZ TOJEIRO, C. y MOGOLLÓN CANO-CORTÉS, P. y NAVAREÑO MATEOS, A.. Junta de Extremadura, Mérida, 1985.

TOP