IV CENTENARIO DE LA MUERTE DE HERNÁN CORTÉS (1947)

Excm. Sr. D. Alberto Martín Artajo

 ACTOS DE HOMENAJE A HERNÁN CORTÉS EN MEDELLÍN:

Octubre y diciembre de 1947.

       "La localidad [ de Medellín] contaba con cierta experiencia en lo que a homenajes a su hijo más preclaro se refiere, sin ir más lejos, en octubre de 1921 organizó una serie de actos conmemorativos de la conquista de México[1]. Pero desde esa fecha hasta 1947 no solo había transcurrido un cuarto de siglo, también había acaecido una guerra fratricida que segó numerosas vidas y causó numerosos destrozos en las poblaciones. Por eso, cuando por parte de la Junta Organizadora del IV Centenario se designó a Medellín como uno de los lugares de referencia del mismo, una de las primeras decisiones que tomaron fue la de  emprender actuaciones para que la localidad ofreciera una buena imagen. Con tal motivo se aprobó una partida de 50.000 pesetas para acometer reformas y mejoras en el urbanismo y de paso generar jornales que facilitaran la existencia de los vecinos[2]. Posteriormente, se realizaron otras peticiones de ayuda, como la del cura de la Iglesia de Santa Cecilia al Ayuntamiento de Badajoz para la reconstrucción de dicho templo[3]. O lo practicado por la Comisión Gestora de la Diputación de Badajoz, el 23 de octubre, que se dirigió al director general de Bellas Artes para que declarara de interés histórico las inmediaciones del castillo de Medellín[4].

       Las obras de mejora y acondicionamiento de la localidad se acometieron desde el momento que se pudo disponer del dinero, pues los actos de homenaje a Cortes previsto no se iban a ceñir única y exclusivamente al mes de diciembre. En efecto, en el mes de octubre la villa recibió a los afines al Movimiento, que habían quedado postergados en las celebraciones de diciembre. Falange, a través del Frente de Juventudes, organizó un homenaje al conquistador en torno al 12 de octubre, “Día de la Raza”,  a la que asistieron representantes de todas las provincias así como de las Mocedades portuguesas y de países hispanoamericanos[5].

Las actividades dieron comienzo el día 11 con el montaje del campamento en los alrededores de la población para acoger a más de un millar de asistentes. En la plaza central de la población se colocaron tres grandes tribunas y se adornó con profusión de  banderas nacionales y del Movimiento. A la caída de la tarde dio comienzo la guardia al monumento de Cortés, junto al que ardía una hoguera. A primeras horas de la noche comenzaron a llegar los jerarcas. Unas horas después se inició un fuego de campamento con diversas actuaciones.

      Al día siguiente, 12 de octubre, domingo, los actos, con la asistencia masiva de los vecinos tras el cierre de los establecimientos, dieron comienzo con una misa de campaña ante el monumento cortesiano. Seguidamente el gobernador civil, López Tienda, y los mandos del Frente de Juventudes hicieron la ofrenda de una corona. A continuación, tras la imposición de distinción a los guiones, se realizó un acto de exaltación al conquistador y se dirigieron a la Parroquia de San Martín para conocer de cerca la pila bautismal donde Cortés recibió las aguas.

       Las celebraciones continuaron en Mérida, donde los participantes asistieron a una representación de la obra de Calderón “La vida es sueño” a cargo del TEU y pernoctaron en el campamento en ella instalado. La mañana del día 13 realizaron visitas culturales a la ciudad, y por la tarde marcharon a Alburquerque, donde concluyeron los actos. Parte de las actividades fueron grabadas por NO-DO[6]

        Pero a medida que se aproximaba la fecha del 2 de diciembre comenzaron a personarse los responsables de la organización de los actos. Así, el 23 de octubre lo hizo Julio Guillén, delegado de la Comisión Permanente, en compañía del presidente de la Diputación y el jefe de los Servicios Culturales, Rodríguez Amaya, para estudiar sobre el terreno lo que se iba a realizar[7].

       El amanecer del día 2 resultó todo menos apacible. El frío y la lluvia aguardaba a los asistentes, que a pesar de las inclemencias acudieron en gran número[8]. Estos, en compañía de Antonio Masa, alcalde de Badajoz, Daniel Gómez Ordoñez, vicario general de la diócesis, el arcipreste de Don Benito en representación del obispo de Plasencia −a cuya diócesis pertenece Medellín−, y el alcalde de Medellín, entre otros, recibieron a las 11 de la mañana a la imagen de la Virgen de Guadalupe, que procedente de Villanueva de la Serena y Don Benito, donde había pernoctado, entonando su himno. A continuación, la trasladaron en procesión a la Iglesia de San Martín. Al pasar frente a la casa de Hernán Cortés fue colocada la imagen ante el monumento al conquistador que estaba adornado con profusión de banderas españolas y americanas y se entonó una Salve. La procesión reanudó la marcha hasta el templo de San Martín, que estaba también adornado con banderas –la española y la mexicana coronaban la torre, mientras el resto lo hacían en el atrio–, en cuya puerta quedó la Virgen instalada sobre un altar. Una compañía con bandera y la banda de música del Ayuntamiento de Badajoz interpretaron el himno nacional mientras la multitud vitoreaba a la imagen[9]. A las 11,45 horas llegaron el resto de autoridades. El ministro Martín Artajo pasó revista a la compañía que le rindió honores y penetró en el templo donde oró unos momentos. Posteriormente se entonó un Te Deum por el párroco Claudio Álvarez acompañado por la Capilla Real del Monasterio de Guadalupe en unión del padre Bonilla y fray Arcángel Barrado. A continuación fue el turno del maestro de Medellín D. Antonio Romero, que leyó una poesía a la Virgen. A su conclusión, el ministro descorrió la cortina que tapaba la lápida conmemorativa –obra del cantero y marmolista madrileño Fausto Sepúlveda– que había sido colocada en el muro de la iglesia, conteniendo el siguiente texto: En esta iglesia, antigua parroquia de San Martín, fue bautizado, el año 1485, Hernán Cortés, conquistador de Méjico.

     Tras lo cual se dio paso a las intervenciones de Ruiz-Giménez, García Naranjo, académico mexicano, y Martín Artajo. Una vez concluidas, el ministro colocó una corona de laurel junto a la lápida recién descubierta, se interpretó un himno patriótico y lo mismo haría el Regimiento de Artillería nº 12 con el himno nacional. Por último, el párroco Claudio López rezó un responso por el alma de Cortés.

      La comitiva se dirigió al lugar donde se alzaba la casa de Hernán Cortés. Desde allí presenciaron las actuaciones de grupos folclóricos  de la Sección Femenina, de Zalamea de la Serena y otros lugares de la provincia, y el desfile de cuerpos militares. A su conclusión hizo su entrada la Virgen de Guadalupe, que tras entonar una Salve, emprendió el camino de Mérida. Lo mismo practicaron las autoridades, algunas de los cuales, como el ministro Martín Artajo, tras el almuerzo, partió para Madrid. Dando por finalizado los actos en Medellín, los cuales quedaron grabados por NO-DO"[10]

MORENO GONZÁLEZ, José María y RUBIO MASA, Juan Carlos. "Hernán Cortés en el IV Centenario de su muerte: Actividades y homenajes en España. Actas del Congreso Internacional: "Hernán Cortés en el s. XXI. V Centenario de la llegada de Cortés a México". Medellín - Trujillo, 4, 5 y 6 de abril de 2019. (En prensa)

  

 En el resto del artículo se analizan los homenajes que tuvieron lugar en diferentes lugares de Extremadura y de España, a lo largo del año.

 


 

[1] FERNÁNDEZ DE SEVILLA PALOMO, Ramón: Tierra Extremeña, (edición facsímil), Villanueva de la Serena, Asociación Cultural Torres y Tapia, 2013, págs. 169-180. ABC (Madrid), 14 de octubre de 1921, pág. 15.

[2] AMM, Libro de Acuerdos, años 1944-1947. Sesión Extraordinaria de 28 de abril de 1947.

[3] AHMB, L-S 296, Actas de la Comisión Permanente, año 1947, fol. 176.

[4] ADPB, Libro de Actas de la Comisión Gestora, año 1947, pág. 130.

[5] HOY, 28 de septiembre, 8 al 10 y 12 de octubre de 1947. ABC (Madrid), 17 de octubre de 1947, págs. 1 y 7.

[6]  NO-DO, nº 251-B, 27 de octubre de 1947.

[7] HOY, 24 de octubre de 1947.

[8] RODRÍGUEZ AMAYA, Esteban: “El IV Centenario de la muerte de Hernán Cortés en Medellín y Badajoz”, Revista de Estudios Extremeños, tomo III-2, nº 3-4, sept.-dicbre., 1947, p. 444.

[9] ABC (Sevilla), 3 de diciembre de 1947, págs. 5-6. ABC (Madrid), 3 de diciembre de 1947, pág. 14. HOY, 2 y 3  de diciembre de 1947. RODRÍGUEZ AMAYA: “El IV Centenario…”, págs. 446-447 y 451-452. Además de las autoridades arriba reseñadas también estuvieron presentes: el señor Pizarro, ministro de Perú; el encargado de negocios de El Salvador y Santo Domingo; el secretario de la Embajada Argentina; el agregado cultural de Cuba; los académicos mexicanos señores García Naranjo, el señor Rubio Mañé, secretario de la Academia, el doctor Leonardo Colomer, catedrático de Farmacia; los profesores argentinos Correa Bonet y Jiménez; el escritor Guillermo López de Lara. Por parte española: el  presidente de la Diputación de Badajoz; el presidente de la Diputación de Huelva y miembros de la Junta Colombina; el gobernador Civil López Tienda; el general Rodrigo, gobernador militar; el subdirector de Museo de América, señor Tudela; el jefe de protocolo del ICH, Manuel Fraga Iribarne…

[10] NO-DO, nº 258-B, 15 de diciembre de 1947.


 

Para saber más (show more):

  1. Resumen de la Revista de Estudios Extremeños
  2. Personalidades asistentes
  3. La celebración en el NODO
  4. RESEÑA DEL ACTO EN ABC. Viernes 28 de noviembre de 1947
  5. Diario Hoy 2/12/1947

 

 

   Medallón del escultor extremeño Pérez Comendador, colocado en el acceso principal de los Hogares Provinciales Hernán Cortés -Hoy Residencia Universitaria del mismo nombre, con motivo de la inauguración y bendición de los primeros edificios -ocurrida el día 3 de diciembre de 1947-, con motivo del homenaje al ilustre metellinense, en el IV Centenario de su muerte. RODRÍGUEZ AMAYA, Esteban“El IV Centenario de la muerte de Hernán Cortés en Medellín y Badajoz”Revista de Estudios Extremeños, tomo III-2, nº 3-4, sept.-dicbre., 1947, p. 445.

TOP